domingo, 26 de enero de 2014

¿Cultivamos el placer por la lectura?


Me asusta que en reiteradas ocasiones, cuando un adulto quiere que un niño lea, en realidad hace todo lo posible para destruirle el amor por la lectura: lo obliga como si la lectura fuera un castigo y no un derecho, proporciona libros tan deteriorados que hasta a un lector adicto le causarían rechazo, le determina el tiempo que debe estar con un libro, no le da variedad para elegir, no le da posibilidad de continuar la lectura dándole en préstamo el libro que comenzó y no pudo terminar (para que lea solo, con la familia, o con quien quiera).
Es muy fácil y lindo fomentar el gusto por la lectura. Solo hay que tener un poquito de sentido común y muchos, MUCHOS LIBROS.

Estas son algunas de las frases que solemos
decir los adultos... ¡y ojalá no las dijéramos!
¿Me ayudan con otras?

1 comentario:

  1. Soy Cecilia, maestra rural de Colonia San Pedro, depto Colonia me encantaría que nos visitaras.Cómo podríamos comunicarnos?

    ResponderEliminar